Blas Herrero quiere buscar soluciones para HIT FM

hit_fm_los_exitos_del_futuro-frontal

Blas Herrero -dueño de KISS FM, HIT FM, una televisión local en Madrid y la frecuencia en la que se emite en TDT nacional DKISS- está teniendo más problemas de los esperados en este año. Esta semana os hemos contado que la cadena de Radio estaba comenzando a utilizar la cobertura de su televisión para promocionar sus programas más destacados, además de realizar una agresiva campaña en exteriores. El objetivo es dar un impulso a sus radios, la almendra del negocio de Blas Herrero.

En el último EGM KISS FM registró un notable descenso de oyentes desde el millón de seguidores hasta los 893.000 de junio. El milagro de la cajita musical de Blas Herrero se agota y pierde fuelle de manera peligrosa, y lo peor es que las cuentas no salen. En el último ejercicio perdió 1,6 millones de euros, sin incluir el coste del programación de DKISS, sufragado por Discovery Networks y este año las cosas han ido a peor: la facturación publicitaria de KISS FM y su hermana pequeña HIT FM, ha caído en picado.

Si a esto le sumamos los esfuerzos del grupo KISS MEDIA en el lanzamiento de DKISS –costes técnicos, no de producción- las cuentas no salen. La compañía desembolsa al menos cinco millones de euros que incluye el coste de subir la señal al satélite además de los pagos a la plantilla y los gastos corrientes de una cadena, que recordemos tiene contenidos casi gratuitos fruto de su acuerdo con Discovery. En esta línea los ingresos de la cadena de televisión no terminan de consolidarse, lo que se suma a la reducción de facturación en la Radio.

Blas Herrero busca hacer rentables las frecuencias de HIT FM
En este negativo contexto Blas Herrero busca recortar costes y piensa en fórmulas para mejorar los ingresos. En esta línea, sobre la mesa hay un proyecto de alquiler de las emisoras de HIT FM, lo que significaría el cierre de la cadena nacida en 2010 y la cesión de su decena de frecuencias repartidas entre Madrid, Avilés, Gijón, Alcoy, Ibiza y Zaragoza. Con ello se matarían dos pájaros de un tiro: se recortarían los costes de producción de la emisora y se sacaría un dinero por su alquiler.

En KISS niegan cualquier tipo de operación de este tipo, aunque otras fuentes apuntan a que pueden haber negociaciones con COPE que está alerta a cualquier operación de este tipo en el mercado y que hace unos meses ya intentó quedarse con las frecuencias de Radio Marca. COPE alquiló e 2013 las frecuencias de la desaparecida Punto Radio y desde esas fechas intenta asociarse con más postes para seguir creciendo en el EGM y mejorar sus expectativas comerciales.

Con todo, al parecer siguen las negociaciones. Lo cierto es que Blas Herrero no puede seguir manteniendo dos cadenas de Radio y una de Televisión y debe optar por desprenderse del eslabón más débil, en este caso HIT FM que comercialmente no es viable y que generaría muchos más ingresos en régimen de alquiler. La decisión podría tomarse antes de fin de año.
prnoticias.com

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Facebook